viernes, 10 de octubre de 2008

Auditoria Interna…

Imagen tomada del Blog, La Biodanza con Maribel

Me cuenta mi mamá, que de pequeño, una de las primeras reacciones que tuve con apenas unos meses de edad fue ir directamente a la radio de la casa, abrazarla y comenzar a cantar… Hoy en día trabajo en radio, y me sigue apasionando como cuando tenía meses…
La otra acción que mi madre dice que siempre repetía con fervor, era darle coñazos al espejo de la casa, porque no entendía quién estaba allí, hasta que comprendí que era yo mismo… Hoy vuelvo a darle golpes al espejo, y con la misma pregunta de entonces ¿Quién está allí delante?

Un Retrato
Será coincidencia de la gente cada día se haga menos retratos… y más aún, que sea muy extraño encontrar un autorretrato, aunque con la tecnología se puede tomar una cantidad de fotos desde hasta un celular, es bien extraño encontrar entre las fotos digitales, una cercana, con encuadre de rostro… Creo que le tenemos miedo a vernos a nosotros mismos de frente., y qué decir de cuestionarnos y conocernos…
Y es que resulta que estamos limitando una de nuestras principales necesidades para comenzar a disfrutar de una vida plena, el Autoconocimiento.

¿Por qué redundar en autoconocernos?
Sin pasiones ni deseos de caer en el escabroso y puntiagudo tema de los libros de autoayuda, que terminan ayudando con sus precios a sus propios autores, y a veces, ese es su único logro. Creo que es bueno que entremos en este tema de Desarrollo humano y crecimiento personal.
Para no herir susceptibilidades busqué en el diccionario de la Real Academia de Lengua Española, el término “autoconocimiento” y no aparece, es desconocido o no se reconoce…
Indagando me encontré con esta definición de la página web http://www.psicopedagogia.com/ , y dice: “Es el proceso reflexivo (y su resultado) por el cual la persona adquiere noción de su yo y de sus propias cualidades y características. Como todo proceso, puede ser desglosado en diversas fases, como: autopercepción, autoobservación, memoria autobiográfica, autoestima, autoaceptación. No puede haber, pues, autoestima sin autoconocimiento. De ahí la importancia del autoconocimiento para el desarrollo personal. (Lic. Elena Ianantuoni).
En dos platos, es la forma como nos planteamos delante de nosotros mismos, desde el primer momento en que nos vemos en el espejo, hasta cuando sacamos conclusiones de qué bien o mal obramos en un tema, o qué tan acertado fue nuestro comportamiento ante algo.
A su vez, el autoconocimiento mantiene una interrelación con nuestra inteligencia emocional, potenciando la capacidad para desarrollar una serie de instintos, y sobre todo la pericia para reconocer nuestros sentimientos, emociones y sensaciones, a esto le denominamos “pre-sentimiento o presentimiento”.
Reconocer y manejar nuestras emociones es sumamente importante, no sólo para mejorar el reracionamiento con los demás, y poder ser más productivo en la sociedad, sino para evitar un sin fin de enfermedades mentales que tienen su desarrollo en el mundo emotivo, trastornos nerviosos emotivos, y afecciones meramente emocionales.
La identificación y el correcto manejo de nuestras emociones, nos ayuda con sinceridad, a ser más humanos, mucho más profundos y claros, y nos aleja de muchos males que aquejan a nuestra sociedad, actualmente.

Stress y Autoconocimiento
Para mi hay una clara relación entre uno de los males más agobiantes y caros de los últimos tiempos, como lo es la sobrecarga emotiva, o Stress y el autoconocimiento.
En la medida que podemos en nuestra oficina o lugar de trabajo identificar claramente que cosas y situaciones me generan emociones y sensaciones desagradables, o encontradas, entonces tendré mayor posibilidad de canalizarlas, desahogarlas, explotarlas y resolverlas.
Todo con el fin de tener una Inteligencia Emotiva tan fluida como nuestra Inteligencia Estructurada o Lógica.


3 comentarios:

Mac Dubh dijo...

Hola chaval, veamos...
desde mi propia visión te diré que yo odio verme en foto, no me gusto puesto que no salgo natural. En las que sin embargo me hacen sin que me de cuenta me veo mejor..más yo mismo. Quizás ( no diga que sea así) sea extrapolable a los demás. Por otro lado, me tengo muy visto, a diario me lavo la cara,los dientes,me afeito,me peino (aunque haya quien diga que no) No necesito verme en foto...
Para acabar, no necesito una foto para realizar una análisis interno al nivel que sea... Yo soy yo, indistintamente de la cara con la que me levante o con los ojos hinchados cuando me acueste... Me gusta analizarme...y lo que es más criticarme... La vida en perspectiva es mejor que la inercia o la desidia... eso a mi entender mata la mente,la creatividad y yo necesito inspiración y hasta cierta ansiedad sin la cual no me muevo,no creo,no pinto,no siento...Un saludo

Shauki Gabriel Expósito dijo...

^^ muy buena reflexión... un abrazo hermano!!!!

María Lasalete Marques dijo...

Uhmmmmmmmm Dios, eso lo del autoretrato no va conmigo, pues me la paso en eso mi buen amigo, para luego mirarlas sobre todo mirar el brillo de los ojops que capto la lente en ese instante, decir cada mañana que esa mujer de 46 años tiene no arrugas, sino que la vida y sus sendas marcadas en la piel, como si de un mapa se tratase.
Creo que contemplarnos no solo en el reflejo de un espejo en cada amanecer es placentero, pero si mirar lo que eternizamos en una fotografia.
Un abrazo y no te olvides de recoger algo que has merecido ser acreedor en Ventana Mágica.
Letty