sábado, 11 de diciembre de 2010

El deslave de la insensibilidad

Barlovento Higuerote, edo. Miranda. Las lluvias afectaron a todo el pueblo.

Foto: MPPIJ.

No sé si serán los estadounidenses con HAARP, ó el efecto del cambio climático. La mala suerte y un ajuste de cuenta de la naturaleza, pero cómo duele ver a hermanos sin sus casas, más pasando necesidades.

De lo seco a lo mojado

Hace nada temblábamos de miedo ante la posibilidad de quedarnos sin luz por falta de agua en las represas que surten de electricidad a Venezuela, y ahora rezamos para que ni un dique más se rompa e inunde otro pueblo, debido al exceso de agua producto de las lluvias.

Las mismas han ocasionado deslizamientos, deslaves, anegaciones y mucho dolor.

Aunque la cifra de muertos en el país es pequeña para la magnitud de la tragedia, son muchos los que perdieron su hogar, y de ellos, la mayoría tienen muchas necesidades.

Desgraciados

No hay otra palabra para aquél que pierde la gracia, o que no cae en ella. Me refiero a un puñado de “periodistas” y expertos en “yo no se qué” que se dedicaron a criticar el trabajo de las autoridades y del pueblo mientras rescataban a los afectados.

Por primera vez no nos quedamos orando mientras caía la casa encima, muy pocos esperaron a que llegara el Gobierno para sacarlos de las casas desquebrajadas. La gente se organizó, mientras unos monigotes salían diciendo una cantidad de barbaridades, desde pronosticar un huracán para sembrar miedo, hasta acusar a las autoridades de ladronas mientras cumplían su deber.

Es sabroso acusar, señalar y criticar desde la comodidad de lo seco de sus lindos sofás de cuero.

Llueve sobre mojado 

Han sido días duros, lluvia tras lluvia, tanto en Venezuela como en Colombia, y todo lo que ellas acarrean.

Aún imagino a la gente de Higuerote, Falcón, Zulia, caminando en la madrugada sin luz, sin calor, con el agua a las rodillas, sin saber a donde ir, rodeados de culebras y plagas.

Fueron días duros, muy duros para casi todos.

La insensibilidad se desparramó

Las lluvias no sólo trajeron lodo, sino dejaron caer de lo alto la insensibilidad de un sector de la población venezolana que volvió a demostrar que para ellos no existe más que su vida, su espacio.

Es difícil definir este grado de ignorancia e insensibilidad, para algunos no estaba pasando absolutamente nada, pero nada, seguían con sus compras navideñas, bebiendo, riendo, sin meditar un segundo en lo que sucedía a su alrededor.

Gente insensible pensando en ir a la playa, a sus hoteles vacacionales, gastando dinero mientras otros a su lado morían de frío, de dolor y de pena.

La mano oportuna 

Gracias a Dios no son la mayoría, un sector no más, que esperamos que el dinero, la buena vida, y su espacio le dure para siempre, y no tengan que pedir a nadie ayuda.

La mayoría de la gente, sobre todo la más pobre, la que vive en el barrio, se dio la mano, vecinos con vecinos ayudándose en un momento tan aciago.

La esperanza radica en la organización

Así titulé una nota en mi trabajo, y copio el encabezado porque creo fielmente en esto, la organización en los centros que albergan a la gente afectada dará frutos de oportunidades para los que perdieron todo.

Nuevas empresas, sociedades, cooperativas, amistades, ideas, compromisos saldrán de estos espacios que hoy por hoy son albergues para vivir dignamente mientras tanto.

Pasar la depresión de perderlo todo, superar el shock emocional, y ver que hay posibilidades a futuro, tan solo si nos organizamos como pueblo.

Esa misma organización que les salvó la vida, será la que les permitirá tener un mejor futuro, y sobre todo, lejos de las zonas de riesgo donde perdieron sus viviendas.

Porque pese a la insensibilidad de algunos, y a los malos augurios de otros inconscientes, lo que viene es un futuro mejor, sólo si la mayoría quiere que efectivamente así sea y se organiza para continuar caminando por esa vía que ha decidido trazarse, lejos de la esclavitud y la mediocridad.

 

4 Niño en refugio, su mirada expresa el futuro, abrazado de su mamá nada teme, porque lo tiene todo, tiene a sus seres queridos vivos.

Foto: Félix González.

jueves, 25 de noviembre de 2010

Cuando el árbol se retuerce

arbolito Dame tiempo y podré enderezar este árbol antes de que tu puedas corregir a la justicia.

Hoy me tocó evidenciar de nuevo, con mis ojos de periodista, como se le coloca el cinturón a la justicia para hacerla a medida del que le conviene.

Un juzgado, ¿diligente?

Si, se que suena extraño, pero para quienes estamos acostumbrados a ver como un proceso judicial puede complicarse hasta el punto de tardar 25 años, que un juzgado que llevaba un juicio desde 1994, decida en horas tomar una medida de desalojo contra 10 familias, es sorprendente.

Me pregunto, ¿Qué habrá vuelto diligente al juzgado?

Autoridades apegadas al derecho y sin sentido común

¿Qué estudian los abogados venezolanos?, no se supone que el Derecho debe garantizar el cumplimiento de la ley para dar lo justo a quién no lo tiene…

Si ejecutas una medida, pero la acción que vas a ejecutar perjudica a muchos, y sólo trae el beneficio de una sola persona, ¿Qué es lo justo?.

¿Dónde están los mecanismos sociales, los Gobiernos locales para cumplir con su función?, y atender a la gente afectada.

Gente en la calle

A la final, un puñado de venezolanos sin casa, una jueza que se siente feliz de cumplir su trabajo, y un poderoso que vuelve a tener unas frías paredes de concreto para no hacer nada con ellas.

Moraleja

Hay que escuchar al pueblo, América Latina es otra hoy por hoy, y el que no escuche a la gente debe pensarlo dos veces, y hasta tres.

Puede sonar de pelos este cuento, no lo invento, lo vivo en la calle, cuando camino, y comparto con ustedes lo que no puedo en otro espacio. 

viernes, 19 de noviembre de 2010

La alegría de pensar

pensandoDe niños, pensar es algo tan común que pasa desapercibido a los ojos. Foto: Internet.

Pasan los días, y las experiencias, y de cada una la recompensa que alimenta al pensamiento. Sin él no tendría sentido la vida para el hombre, sería demasiado débil ante otras especies.

Tiempos de retos

El Mundo ha cambiado en esta decena de años, de nada vale trabajar, ahora es necesario el compromiso. Y era de esperarse, ¿no?, ¿hasta cuándo trabajar sin saber para qué?, los tiempos traen despertares y también tinieblas, habrá quién asuma los tiempos ó quién pase como sombra por ellos.

Una frase rodando

Un viaje largo y un buen amigo, faltaba el libro y todo era perfecto. En el camino el compañero dice una frase que aún está rodando en mi mente, aunque el viaje ya haya parado.

“nos educaron para ser esclavos de otros, para trabajarles y hacerlos ricos. Nunca para ser triunfadores, ni emprendedores, y eso tiene que cambiar, esa es la revolución del pensamiento”

Mi compañero de viaje es líder comunitario, y un excelente promotor y educador, y sin duda me permitió reencontrarme con mi sentido de vida a través de su frase.

Y usted, ¿nació tan limitado como para vivir siendo la sombra de alguien que se lleva sus méritos y logros para su bolsillo?

La envidia y la mediocridad

No están juntas por capricho, se rascan mutuamente, y al rozarse se reproducen infinitamente como esporas cargadas de veneno.

La envidia no es más que el sentimiento de poseer lo que no se tiene por ser mediocre.

Durante siglos se consideró mediocre al pobre, y no hay nada más absurdo que esa idea, porque quienes la creían consideraban que lo que no se tiene es material, y no es así, lo que no se tiene es el talento.

El mediocre carece de las herramientas propias para lograr las cosas, no tiene que ver con bienes materiales, tiene que ver con capacidades.

Sería interesante hacer un trabajo de grado sobre la relación entre la mediocridad en el rendimiento como persona, y la envidia, pero es difícil que alguien confiese, no su mediocridad, sino que alguna vez ha sido envidioso.

De todas formas la envidia es un boomerang, como va, regresa con igual fuerza.

La vida no es una vía recta

Aún recuerdo las palabras de una persona, padre de un ser especial, durante una cena…

“mi hija seguirá el camino justo, ese que debe seguir, el recto”

Aún hoy pienso igual que esa noche, el camino recto no existe. Recuerdo aquella explicación que me daba el Padre Elías sobre el camino recto que va al infierno y el de curvas que lleva al cielo, ahora le entiendo.

No existe un camino correcto, la vía la decide usted, y en la medida en que el camino se vuelve más complejo, más se aprende y más se disfruta.

Dando clases recordé este episodio, más cuando me di cuenta de la cantidad de alumnos que tengo con ganas de alcanzar sueños, y que se encuentran estudiando una carrera porque no pudieron entrar en la que directamente les llevaba a su objetivo.

A ellos les dije, los sueños no tienen un lugar ni fecha definida, existen diferentes caminos que nos llevan a alcanzarles. Y les insisto si leen esto, ¡sigan soñando!, no se detengan, pero caminen hacia sus sueños.

Sin vida

Tengo un sustico en el corazón, es por una imagen que me impactó en estos días. Y que me hizo recordar aquella frase de San Agustín que decía “Es la vida que se vive sin vivir. Hay muertos que caminan…”

En estos días me ha tocado compartir con un “ente”, es un ser que no se inmuta con nada, pareciera que nada le da placer, no ayuda a nadie, es incapaz de colaborar con su entorno, mal trabajador, mal compañero, mala persona, y me entero que tiene 10 años más que yo y es soltero.

Pensé que nunca vería a alguien así, y es un espejo para uno evaluarse, y preguntarse ¿Soy un muerto que camina?, ¿cuánto he hecho para estar vivo?.

Una vuelta al parque

Luego de soltar esta especie de reflexión transitada por unas cuantas copas, que realmente tengo tiempo sin probar, me despido para darle una vuelta al parque de la vida, y en unos días volver con algunas historias locales que se vuelven mundiales. Cuentos de un caraqueño vistos desde el amor por la vida.

martes, 31 de agosto de 2010

Un pensamiento de Paz…

germinadorInteresante germinador biodegradable publicado en http://www.greenmob.com.mx/ 

 

En el Colegio siempre fui un verdadero desastre para crear germinadores, todos siempre se me morían. Mi abuela era una maestra para hacerles crecer. Cuándo le pregunté su secreto, me dijo “hay que hablarles, a las plantas hay que hablarles”.

La Semilla 

Mi abuela sostiene que las plantas sienten las vibraciones de la voz, y si se les habla bonito, retoñan enormes… De verdad no sé si esto puede ser científico, pero nunca vi morir una planta en casa de mi abuela.

Leyendo algunas cosas se me ocurrió que la mente es como ese germinador, lleno de semillitas buenas y malas dispuestas a crecer.

Dependiendo de cómo le hablemos, unas crecerán y otras morirán.

Regando

Si la mente es un germinador repleto de semillas, sin duda nuestros pensamientos alimentan esas semillas, si pensamos positivo estaremos regando las buenas ideas que crecerán enormes y sanas.

Si cargamos de malos pensamientos el germinador difícilmente algo bueno florecerá.

Es muy difícil dejar de regar con negatividad la mala yerba que crece en nuestra mente, pero podríamos comenzar regando una vez al día las buenas semillas que también están plantadas. Así dejamos sin agua a las malas y damos alimento a las que valen.

Alimento 

Se me ocurre que hagamos un ejercicio diario, para ello les dejo 7 frases que servirán de abono para esas semillas buenas… Podremos repetir una cada día de la semana, a ver si de alguna forma se nos dan los germinadores que tanto deseamos…

botoncito Tengo todo lo que necesito para vivir y conseguir lo que sueño

botoncito Confío en mi, y mis capacidades para resolver los problemas

botoncito

Me esmero en dar un buen trato a los demás

botoncito

Agradezco tener cerca seres que me aprecian y valoran

botoncito Mi corazón está lleno de alegría y amor 

botoncito Estoy en Paz conmigo y con el Mundo

botoncito Tengo mil razones para sonreír el día de hoy 

 

Riegue su matero todos los días con pensamientos positivos y muy pronto tendrá un germinador lleno de Paz para dar, transmitir y compartir.

Recuerde, basta que un pensamiento positivo crezca para que otro negativo muera sin alimento, poco a poco irá sustituyendo en su germinador personal toda esa negatividad que lo agobia y enferma.

jueves, 26 de agosto de 2010

Una mente flexible…

laberintoImagen tomada de Internet 

A veces siento que pasan siglos desde que no escribo, pero realmente apenas es un mes, lo que habla no tanto del tiempo sino de la intensidad con que llevo este acuerdo de realidad, que decidimos llamar vida.

Ante la adversidad

En estos días Jaime Leal decía en su programa que somos responsables del punto al que hemos llevado nuestra vida, de lo bueno y de lo malo. Y tenemos que reconocer esa responsabilidad.

Pero es complejo dejar de juzgarse por las situaciones que bien pudimos haber evitado, y aunque montamos un juicio en vano, porque estamos procesándonos casi judicialmente por algo que está en el pasado y ya no existe, aún así, muchas veces no nos detenemos para ser crueles con nosotros mismos.

La cuestión no está en juzgarse, sino en asumir el punto en el que se encuentra tu vida, y desde allí tomar las riendas de la misma, entendiendo que cada decisión será un paso en la dirección que nosotros mismos queremos darle.

No es secreto para ninguno que el Mundo vive un momento de crisis, en muchos ámbitos, los sistemas tradicionales colapsan, y surgen nuevas formas de hacer lo que se nos era cotidiano. Un ejemplo de este salto sencillo, antes colocábamos a cargar el celular apenas llegábamos a casa, mientras revisábamos el correo por la computadora, ahora hacemos todo con el celular antes de llegar a casa. 

El Mundo se transforma y en este proceso se nos exige adaptación. Palabra que compromete en nuestro caso, a la complicada red de pensamientos y estructuras mentales.

Un pensamiento flexible nos permite abordar los cambios con serenidad, y lograr adaptar nuestras formas de vivir y sentir al acelerado y brusco proceso de transformaciones en el que nos encontramos.

Ver al otro

Es impensable poder adaptarnos a los nuevos tiempos sin reconocer al que tenemos al lado. Las redes sociales, los fenómenos políticos, las realidades nacionales y las relaciones entre los países nos piden un cambio en la forma en que convivimos.

Podría atreverme a decir que estamos viviendo el final de la era de la individualidad, ya el hombre que piensa en si mismo y sus beneficios se vuelve invisible, asocial, relegado y abandonado.

El nuevo orden del Mundo nos compromete, acerca a las personas en un intento de convivencia relativo. Si bien mediada por artefactos, cada vez más alejada de poderse mentir y no mostrar al otro lo que se cree, piensa y siente sobre su realidad.

Es en esta interacción, que la posibilidad de adaptarse parte de darle la mano al otro, acompañar iniciativas, incorporarse a movimientos, proyectos colectivos.

Sólo una mente flexible es capaz de escapar del laberinto personal impuesto, para acercarse sin miedo al contacto con los otros.

No es sencillo, se nos exige hacer un ejercicio al que no estamos acostumbrados frecuentemente, se nos exige comunicarnos efectivamente.

Nuevas señales de humo 

Aunque este tema daría para varios post, puedo compartir con ustedes esas nuevas maneras de comunicación efectiva que se nos exigen en el proceso adaptativo actual.

Hablemos de las transformaciones, normalmente en una interrelación directa con otro, estamos casi seguro que nos comunicamos, y ya sabemos que esto no siempre es así. No es solamente que el otro me oiga, sino que me entienda, me responda, y realicemos acciones sobre lo tratado luego de interactuar. Esto casi nunca se logra, o se queda a la mitad.

Repensando este proceso en la actualidad, es casi imposible dejar el acto a la mitad, las redes sociales presionan en el seguimiento de lo tratado, a través de la interacción en tiempo real se profundiza en las ideas previas y las conclusiones sobre los puntos tratados. Se elaboran acuerdos de inmediato. Es imposible escapar.

El nuevo discurso no puede ser temporal y fingido, porque el interlocutor realiza un seguimiento diario de nuestro discurso, lo examina, compara, analiza, y de encontrar inconsistencia o incoherencia rompe la relación de comunicación.

La retórica se ve resumida a su mínima expresión, en 140 caracteres del twitter no caben premisas y conclusiones.

Las decisiones son casi binarias, se asumen o no se asumen, no hay desperdicio de discurso en los procesos de acuerdo o desacuerdo.

Estas son algunas ideas sueltas de la transformación compleja del proceso de comunicación que estamos viviendo.

En todas ellas vemos la necesidad de pensar diferente, soltar las amarras del aislamiento, la introversión, y compartir el SOY con otros. Un proceso sumamente complejo que requiere de entrenamiento para nuestra mente.

Ideas que practico para el pensamiento flexible

No se me hace fácil, la máquina se estropea y uno se pone negativo, pero tan sólo intentarlo produce cambios…

Autoconfianza
(me repito a diario)
Sé quién soy…
A dónde llego tengo espacio, porque mis ideas forman parte de este Mundo.
Espontaneidad Sé que puedo ser como soy, mi originalidad no molestará a nadie si no le ofendo.
Auto Control Mi cuerpo hace lo que yo le pido, mis pensamientos me obedecen… Soy mucho más que mis pensamientos. 
Mis sentimientos no me acosan, me respaldan.
Cercanía No debo temerle al otro, él no puede herirme si yo no se lo permito. El otro sólo tiene el poder y la autoridad que yo decida darle y cómo yo lo decida otorgar

 

Momentos de lectura

Aparte de estas ideas sueltas, les recomiendo buscar el libro del profesor y doctor Dan Custer “El Milagroso poder del Pensamiento”, el de Miguel Ruiz “Los Cuatro Acuerdos” y las conferencias por internet y los libros de Jaime Leal.

Formas inteligentes para ayudar a nuestro pensamiento, nutrirlo con sabiduría y visiones del Mundo para ayudarlo a ser flexible y que alcance la posibilidad de escapar de nuestro laberinto al encuentro con los otros…

 

domingo, 11 de julio de 2010

Una tarde colmada de afecto

sinergia grupo

Un grupo siempre reconoce sus fortalezas para alcanzar su meta

Tengo una amiga que se empeña en decirme que a los grupos, ya sean familiares, sociales ó de cualquier índole se le puede reconocer su estado de salud y eficiencia por las cosas que son capaces de servir sus miembros en una mesa común para compartir.

Un grupo.

De verdad llegué a pensar que mi amiga debía tener mucho tiempo libre para dedicarse a ver lo que ponían en la mesa cada uno de los grupos de los que formaba parte.

Hasta que un día me explicaron el concepto de Sinergia, y entonces la locura de mi amiga empezó a ser más clara para mi. Lo que se pone en la mesa es un extra, el añadido que es producto de la interacción de los miembros de un grupo.

Entendiendo esto, pensé de inmediato en el misterioso efecto que me poseía cada vez que olía la carne al vino de mi abuela, o la paella de mi abuelo, las hallacas de mi madre… Realmente no era sólo mi debilidad ante sus capacidades culinarias, tenía que ver esto de “Somos una familia unida”.

Justamente era mi abuela, quién reía por mi forma apresurada de atacar y acabar con todo lo que me colocaba en el plato. Entre sus risas decía “Pero ni lo has saboreado… Disfruta del sabor que tiene”.

Más o menos así debemos dejarnos atrapar por la magia que nos incluye y nos une con otros, nos vuelve parte esencial de un todo, dónde cada quién brilla por su cuenta, pero el brillo en conjunto supera con mucha ventaja el personal.

El Grupo.

Particularmente quiero dedicar este post a todos mis compañeros de la Sección 2 del Curso número 44 de Locución de la Universidad Central de Venezuela.

Una hermosa demostración de lo que hace y da sentido a un grupo, hemos llegado a la meta con mucho amor, afecto y compromiso. Sin duda nuestros objetivos serán alcanzados gracias en gran medida a la sinergia que nos rodea.

Y si se lo preguntan, si, esa sinergia quedó evidenciada en la sabrosa mesa de comida que preparamos improvisadamente entre los miembros, y de la cual desbordaba la comida como se desborda el amor, afecto, compañerismo y buena vibra en nuestro grupo.

Agradecidos todos de contar con el Profesor Jesús Berenguer, y con todas las personas que se sumaron y enamoraron de la buena energía que emana nuestro grupo.

 

domingo, 27 de junio de 2010

¿quiere ser periodista por un día?

 

periodistas Un día normal para los periodistas…

Está de moda el denominado periodismo ciudadano, una forma novedosa que demuestra el interés de las sociedades por conformar redes informativas, y por hacerle honor a una profesión que, de por sí, es la primera línea de defensa en el derecho a la información, a la opinión y a la comunicación.

Ser Periodistas 

No es tan sencillo como tomar un mecanismo analógico ó digital y salir a la calle a recoger testimonios que quedarán en el tiempo. El verdadero Periodismo va mucho más allá, si usted demuestra interés por esta maravillosa profesión, le debo decir que ser un verdadero Periodista le puede tomar toda su vida en estudios, análisis, evaluación, y aún así morir y no darse cuenta de si lo fue o no.

El periodista enfrenta de entrada un gran dilema al principio de su carrera, ya que al arquitecto se le reconoce por sus edificios, al cirujano por sus operaciones, pero el periodista tiene que labrar en una tierra que no es real, y en un Mundo donde ya otros ocupan con sus nombres la atención de la sociedad de la información. El periodista debe abrirse paso entre todos, no sólo con su talento y manejo de las herramientas aprendidas en apenas 5 años de formación, además debe abrirse paso con su mayor fortaleza, su credibilidad.

Parece fácil, que otros me crean debe ser sencillo, sólo debo decir la verdad. Pero allí viene el problema ¿cuál verdad?, una acomodada a los pensamientos de quienes escuchan, leen o ven al Periodista, ó una centrada en los hechos.

Una vez saltado este primer paso, el Periodista enfrenta otros dilemas, como las líneas editoriales de las empresas en las que trabaja, y la frase “Eso es verdad pero no puedes decirlo”.

Y entonces empieza el duelo eterno, tanto personal como gremial “entre lo que se puede decir, lo que se debe decir y cuándo decirlo”. A veces tenemos una noticia muy buena, pero en la evaluación que hacemos es tan grande el daño que podemos hacer al decirla, que es mejor dejarla pasar.

A todo esto, y mucho más, súmele el trabajo diario normal, que nunca son 8 horas como otras profesiones de oficina, el Periodista sabe a qué hora entra pero nunca a qué hora sale de su trabajo. Los más afortunados hacen entre 10 y 12 horas de ejercicio.

Pero no es tampoco un trabajo cómodo, son 10 ó 12 horas de revisar que noticias hay, ¿dónde dirá quién qué?, moverse, leer a los demás, preguntar, llamarse, correr, encaramarse en dónde sea para atrapar la noticia, recoger todos los testimonios posibles, ver el ángulo que se le va a dar a la nota, para después llegar a montarla, continuar el show, participar de un sin fin de procesos para que a usted le llegue a sus manos, ojos, oídos, lo que está pasando. Y eso no se puede hacer con displicencia, tiene que ser de inmediato, para ya, las noticias son como el café, después de 3 horas saben horribles.

Pasión de informar

Hay muchas diferencias entre los colegas que formamos parte del Mundo del Periodismo y las Ciencias de la Información y la Comunicación, pero sin duda hay algo que nos une fuertemente, es esa pasión por decirle al que está lejos de la noticia, “mira, esto está pasando, ¿qué piensas?”.

Esa pregunta parece sencilla, pero es el motor de la humanidad, es una pregunta que nos hacemos todos los días, ya de forma automática, pero sin ella no existiríamos.

Nos decimos a diario, “está trancada la vía hacia el trabajo ¿qué voy a hacer?”, “se dañó la cafetera, ¿qué puedo hacer?”, es una pregunta sencilla que nos mueve en la vida.

Esa pasión por informar motiva los cambios en la manera de pensar, de actuar, de creer, de todos los que siguen las noticias gracias al Periodista.

Por eso, y por muchas razones más que podrían hacerme escribir un post demasiado largo, este 27 de junio les deseo a todos mis colegas un muy feliz día del Periodista.  

sábado, 22 de mayo de 2010

El Tiempo nuestro maestro…

Imagen tomada de Internet

Un buen tiempo sin leernos, y en la vida van pasando segundos mientras vamos viviendo cosas que contarnos a través de las palabras…

Hoy estuve en clases de locución con mi Profesor Jesús Berenguer, y nos presentó un maravilloso texto sobre el tiempo. Decidí buscarlo en internet, y aunque desconozco su autoría, opté por compartirlo con todos ustedes…
Imagínate que existe un banco, que cada mañana acredita en tu cuenta, la suma de 86,400.

No arrastra tu saldo día a día. Cada noche borra cualquier cantidad de tu saldo que no usaste durante el día. ¿Que harías? ¡Retirar hasta el último centavo, por supuesto!
Cada uno de nosotros, tiene ese banco. Su nombre es tiempo. Cada mañana, este banco te acredita 86,400 segundos. Cada noche, este banco borra, y da como perdido, cualquier cantidad de ese crédito que no has invertido en un buen propósito.

Este banco no arrastra saldos, ni permite sobregiros. Cada día te abre una nueva cuenta. Cada noche elimina los saldos del día. Si no usas tus depósitos del día, la perdida es tuya. No se puede dar marcha atrás. No existen los giros a cuenta del deposito de mañana. Debes vivir en el presente con los depósitos de hoy.

Consigue lo máximo en el día. Para entender el valor de un año, pregúntale a algún estudiante que perdió el año de estudios. Para entender el valor de un mes, pregúntale a una madre que alumbró a un bebe prematuro. Para entender el valor de una semana, pregúntale al editor de un semanario. Para entender el valor de una hora, pregúntale a los amantes que esperan a encontrarse. Para entender el valor de un minuto, pregúntale a una persona que perdió el tren. Para entender el valor de un segundo, pregúntale a una persona que con las justas evito un accidente. Para entender el valor de una milésima de segundo, pregúntale a la persona que gano una medalla de plata en las olimpiadas.

Atesora cada momento que vivas. y atesóralo más si lo compartiste con alguien especial, lo suficientemente especial como para dedicarle tu tiempo y recuerda que el tiempo no espera por nadie. Ayer es historia. Mañana es misterio. Hoy es una dádiva. ¡Por eso es que se le llama el presente!

Y repito la frase de Vico C en este video que comparto con ustedes… Si tiempo al tiempo tu no sabes dar, con el tiempo vas a fracasar…






Dios los bendiga y gracias por compartir un poco de su valioso tiempo de vida conmigo para leer estos post…

lunes, 22 de marzo de 2010

Frases para decir adiós…

sorprendido Lindos hasta sorprendidos…

Siempre es importante el tacto, aún cuando se trata de mandar lejos de nuestra vida a la gente ó a los procesos. El tacto es evidencia inequívoca de nuestra madurez y de la forma en que manejamos nuestras emociones…

Si, pero siempre hay veces en que es bueno mandar al carajo… estará pensando usted, pero aún cuando decida hacerlo, hay formas inteligentes y muy sutiles que permiten mantener algo de tacto y refuerzan la decisión de “ya no más”…

Para ayudarle un poco, pensé en una pequeña lista de frases que bien podría usted con su creatividad alargar, dejando su comentario abajo de este post.

Frases para decir adiós…

“Mi otorrino me dijo que tu nombre me está causando dolor de oídos”…

“El sabor de tus besos es como el del ajo, un poquito estuvo bueno, pero ya no tanto”…

“¿Sabes lo que le pasa a la hierba cuando se seca?, se le arranca”…

“Antes no olías tan bien, pero ahora ya ni te huelo”…

“Mandé a poner lo nuestro en una lápida, y en la funeraria perdieron el papel”…

“Me pidieron una referencia personal, y me acordé de todo el Mundo menos de ti”…

“Ya ni el perro ladra cuando te acercas a la puerta”…

“Mira, hazme un favor, búscate en mi teléfono y bórrate, que me da hasta flojera hacerlo”…

“Ahora que te sobra dinero porque no salimos, cómprate un amigo”…

“Cuándo me llamas sale número desconocido, ¿no entiendo?, ¿será porque te borré?”…

“Dile a tu mamá que no me llame más, esto no es el Kinder, aunque yo fuí tu maestr@ y bien que pareces de 4 años”…

“ni en la casa de mi perro podrás dormir, porque dice que tu presencia le ensucia la cama”…

Algunas pequeñas frases para acompañar esos sentimientos no tan buenos y dejarlos salir naturalmente… 

sábado, 20 de marzo de 2010

La intensidad: nefasta necesidad…

Playa Anacarola Foto Playa. Fotógrafa: Ana Carolina de Jesús

Piense en un segundo de su apresurada vida, si no tuviese oídos, olfato, voz, vista, tacto… ¿qué sería?, ¿cómo se sentiría?… Realmente sería un drástico encuentro con usted mismo…

¿Qué somos?

Particularmente desde que nacemos le damos mucha importancia a lo que perciben nuestros sentidos, escuelas de filosofía muy antiguas se han dedicado únicamente a estudiar la percepción del entorno. Algunos afirmando que somos lo que percibimos…

Pero realmente no es así, Descartes tenía razón: Pienso, luego existo… No somos lo que percibimos por los sentidos, más bien desde nuestra mente le decimos a nuestros sentidos qué percibir y cómo hacerlo.

Para algunos, el primer día en la escuela puede ser un bellos recuerdo de olores, visiones, hasta gustos… para otros la peor de las pesadillas. Desde pequeños decidimos como percibir el Mundo, y en la escuela, casa, sociedad se nos educa para reforzar esas percepciones… Pero se nos educa para reforzar a los sentidos y habilidades, pero no para saber usar nuestra mente.

La mente es la segunda instancia más poderosa que poseemos, capaz de causarnos infinidad de alegrías y traernos dicha, y a la vez capaz de destrozarnos la vida.

Seguramente después de pensar en este último párrafo, se siente muy alegre de que sea una segunda instancia y no la primera… Obviamente, la primera es aún mucho más difícil de identificar, se trata de su alma, algo poco definido, intangible, imperceptible por los sentidos físicos, con una conexión superior a niveles comunes para toda la humanidad, y el poder creador. Llámele Dios si bien quiere.

Realmente usted como yo somos almas, así como tiene fe de que hace calor o frío porque lo percibe por sus sentidos físicos, así también debería tener fe en su alma, pero no pasa siempre.

La intensidad

Realmente la intensidad es un síntoma de enfermedad, es una advertencia de que un sistema no está funcionando adecuada ó naturalmente. La intensidad en la temperatura de nuestro cuerpo, le llamamos fiebre, y obedece a un proceso de enfermedad de nuestro cuerpo.

Así, la intensidad en la lluvia, en el calor, obedece a un descontrol de un sistema, que tarde o temprano podría causar el colapso del mismo.

La intensidad en el consumo de alcohol, sobretodo en esas personas que apuestan a poder beber más de lo humanamente concebible es síntoma de alcoholismo, y principio de muchas enfermedades.

Al parecer, la intensidad ocurre en los sistemas cuando la supervisión y control del funcionamiento del mismo está ausente, no existe ó se relaja. Es frecuente que en el sistema se desconozca como controlar la intensidad.

Si usted desde pequeño ha crecido sólo reforzando las percepciones y habilidades de sus sentidos, obviamente conoce al sistema de su cuerpo, pero desconoce cómo controlarlo y supervisarlo… Usted está a merced de la intensidad de su sistema…

Culturas Orientales y la Intensidad   

La mayoría de las artes marciales, el feng shui, la yoga y otras maneras de conexión con el alma justamente buscan que partiendo del conocimiento que tenemos de nuestros sentidos y percepciones, elevemos nuestros conocimientos hasta el punto de reconocernos, supervisarnos y controlar nuestro sistema.

Controlar la intensidad en nuestro sistema va mucho más allá… Si somos capaces de corregir nuestro funcionamiento y reconocer a nuestra alma como el poder infinito, en ese punto nos estaremos conectando con el cosmos, ese espacio de común conexión entre las almas y Dios, allí donde todos somos realmente hermanos, iguales, cercanos…

Ese espacio común se ve beneficiado o perjudicado por nuestras acciones y decisiones… Muchas teorías sobre el perdón, como el Ho`ponopono se centran justamente en la conexión de nuestra alma con ese plano superior de comunión, y la ayuda que podemos brindar a otros con un sincero perdón.

Es mentira esa parte de la filosofía Occidental que nos señala que nuestras decisiones son individuales, y nos afectan solo a nosotros, y que somos independientes y que debemos pensar solo en nosotros y nuestros beneficios… Pensar así es el claro comienzo de cualquier intensidad y enfermedad.

Efectos de la intensidad     

Pensando que el cuerpo es sólo eso, cuerpo, un sistema complejo dispuesto para nuestra compleja mente y nuestra aún más compleja alma. Es normal que encontremos los desajustes de la intensidad en el sistema fácilmente, ¿Y qué es el cáncer? sino la intensidad en nuestras células…

Cuando el sistema inmunológico se intensifica, aparecen las alergias, el lupus, los síndromes… La respiración intensa ahoga a los músculos, daña al organismo…

Y esa intensidad mental destruye nuestra paz, nuestra calma, el autocontrol, nos acerca a la locura…

Así como es evidente en el cuerpo, es evidente en nuestras decisiones de vida… gente que actúa con intensidad generando estrés, que no es más que el veneno producto de la intensidad.

Nosotros mismos, nuestros sistemas descontrolados e intensos, generan el propio veneno que nos mata ó nos hace infelices…

Hablaba con mi amigo biólogo Juan Ortiz sobre la capacidad que tiene el cerebro como órgano, para bloquear el ingreso de ciertas sustancias, o la metabolización de ciertos productos a discreción dependiendo de los estados patológicos físicos o mentales a los que pudiera estar sometido un organismo.

De allí la evidencia de que las intensidades en los organismos son diferentes, y en cada uno de nosotros el comienzo de la falla en el sistema puede darse por cualquier parte…

Curación y Auto-curación 

La medicina ha evolucionado mucho, para nuestro bien, gracias al trabajo decidido y arduo de hombres buenos, y gracias a ellos podemos curar nuestros sistemas, claro, si lo decidimos…

Hay personas que reciben tratamientos que hacen bien a otros y en ellas no hay mejoría, así como hay casos de personas que no son del todo sanadas por la medicina tradicional, y de pronto con medicamentos alternativos logran mejorías… ¿Por qué son diferentes?

Son los psiquiatras tal vez los que mejor puedan hablar de este tema, pues ellos si que tienen que trabajar con lo intangible, y su primera evidencia es que si un paciente no quiere mejorar psicológicamente, no hay nada que hacer…

Todo lo que necesitamos para curar a nuestro sistema físico y no físico está dentro de nosotros… Nuestros sistemas se auto curan, normalizan, regulan, para poder subsistir y si no pueden hacerlo, mueren.

Pero aún más allá, si bien todo lo que necesitamos para curarnos está dentro de nosotros, todos podemos curarnos ó enfermarnos entre nosotros al entrar en contacto a través del cosmos, de ese espacio común entre las almas.

Con esto quiero decir, que si hay un drogadicto, un asesino, un violador en su comunidad, el problema no es sólo de él, no solamente él está enfermo, la amenaza recae sobre toda la comunidad… sobre todo el macro sistema.

Datos para controlar la intensidad…

  • Lo primero sería el autoconocimiento de sus potencialidades, su alma y su ser.
  • Lea un buen libro, la lectura es un proceso de conexión muy importante con usted y con la humanidad.
  • No se involucre en situaciones intensas, enfermizas, ni grupales ni individuales…
  • Evite guardar sentimientos de ningún tipo, expréselos, déjelos ir.
  • Reconozca que sus pensamientos no son usted, sino productos de usted en un momento dado. No los amarre.
  • Practique cualquier arte marcial, deporte, Yoga.
  • Tenga fe, no sólo de la religiosa, tenga fe en usted y en el Universo.
  • Crea en sus hermanos, en el bien, en la bondad.
  • Para disfrutar la vida no necesita experimentarla con intensidad. La vida NO ES CORTA, la vida es JUSTAMENTE LO LARGA QUE USTED QUIERE QUE SEA.
  • Rompa sus paradigmas, critique sus acuerdos consigo mismo, replantéese el mañana.
  • Escuche música que le llene el alma y no que se la vacíe, le produzca angustia, ansiedad o aceleración innecesaria.
  • ¿Para que drogarse?, las drogas producen intensidad en los sistemas, no va a disfrutar más la vida con una droga, al contrario.
  • Crea en usted… lo que se proponga, eso pasará.

¿Cuándo ser intenso? 

Seguro usted se preguntará, ajá ¿y la adrenalina no es buena?, ¿no ayuda?… la adrenalina, cómo cualquier otra sustancia de nuestro cuerpo es beneficiosa para él, pero de forma controlada… No necesita estar todos los días sometido a la intensidad para sentirse bien, de vez en cuando y en su justa medida el cuerpo y la mente sabrán solicitarle que realice situaciones para producir adrenalina…

El problema es que creemos que situaciones más intensas nos hacen más felices, pero es falso… Hacerle el amor a mil mujeres es dañino para nuestro sistema, hacerle el amor a la mujer que amamos, hacerla feliz, es un premio.

La naturaleza es sabia, no la critique ni la juzgue, aprenda de ella.

sábado, 27 de febrero de 2010

Escuchen la Señal de CR RADIO




Por razones técnicas dejamos de retransmitir momentaneamente la señal de La Radio de la Cruz Roja Chilena, usted puede oirla desde su página web...

La página web de la Radio de la Cruz Roja Chilena es: http://www.yea.cl/cruzrojamedia/radio/online.html

Estaremos pendientes de cualquier detalle sobre nuestros hermanos chilenos y su situación actual y se las haremos saber por este blog.

A Chile lo define una palabra: Fuerza

terremotofotos chile feb 2010

Imagen: Cortesía de Twipic

Llevo todo el día impactado… Al principio de la mañana, mientras me tomaba mi café con leche y me comía mi empanada se me enfrió la segunda al ver que algo pasaba en Chile… En el transcurso de las horas lo sucedido a tantos kilómetros de distancia se volvió como una gran réplica que me alcanzó por completo…

Desconcierto

No es fácil experimentar un sismo de 8.8 de magnitud, en los seres vivos genera diversas reacciones, entre ellas el descontrol, pérdida del espacio y tiempo, angustia y estrés…

Este descontrol va aumentando progresivamente… Más cuando autoridades, policías, bomberos tienen que lidiar entre cumplir con su deber ó salvar a sus familias.

Y acá debo felicitar a todos los valientes socorristas y autoridades que lograron poner por encima su profesión y salvar a muchas personas. No es fácil abandonar a quién se ama por alguien que no se conoce.

En la medida en que el caos se apodera de todo el sistema de organización que tiene una sociedad para responder a este tipo de tragedias, en esa misma medida aumenta el precio en vidas humanas, y problemas posteriores.

Shock

El efecto paralizante empieza a subir por el cuerpo como si la sangre se enfriara, los que están vivos piensan en todos los seres queridos… La mente no es tan rápida en este momento, primero piensa en los más cercanos, luego empiezan a venir poco a poco pensamientos de “Y cómo estará mi amigo…”

Pero peor están los que se encuentran lejos… La angustia se multiplica, el estrés y la ansiedad por saber de los seres queridos a distancia es muy fuerte.

Todos necesitan una misma cosa, información adecuada, certera y que ayude a establecer que es lo mejor que se puede hacer.

Comienzo del duelo

Cada quién a su forma, y en su momento, comienza a recordar el pasado antes del evento traumático, y se genera en automático una situación de duelo. Lo que se quiso ya no existe… se fue…

El proceso de duelo es muy complicado, porque realmente es un sistema de auto curación para sobrellevar el tan pesado sufrimiento de haber perdido a alguien o de haberlo perdido todo.

El duelo tiene etapas, en el que la persona puede quedarse estancada, para ello es indispensable la ayuda terapéutica de un psicólogo o psiquiatra calificado para el manejo de este tipo de desastres.

El Apoyo 

Una herramienta vital para enfrentar este tipo de eventos es tener apoyo, tanto moral como material de todas aquellas personas vecinas (naciones), que amorosamente tienden las manos para decir “no están solos”.

El uso de redes sociales como Twitter, Google, Blogger, Facebook justamente está permitiendo que esta sensación de “no están solos” llegue efectivamente y mucho más rápido.

La Reconstrucción

El proceso de restablecimiento social es tardío, primero hay que garantizar las necesidades mínimas individuales para después pensar en las colectivas. Nadie puede pensar en rehacer un puente si tiene un hijo desaparecido…

Lo positivo

Llevo siguiendo el Terremoto de Chile desde las 7 am, por Facebook,Twitter, Usstream, Blogger y otros medios alternativos, y debo decir que la situación nos deja un gran aprendizaje, algo que sucedió con igual contundencia cuando el temblor de Haití.

El uso de las redes sociales digitales y alternativas es mucho más efectivo que cualquier medio de comunicación, y cuando se combinan televisión + radio + redes sociales, el alcance, efectividad y beneficio son infinitos.

Gracias a Twitter se salvó el día de hoy en Chile a una persona que quedó atrapada bajo la tierra en su casa de Estación Central en Santiago. El hombre tweeteó durante 6 horas hasta ser rescatado.

Como el Twitter, otros medios alternativos nos permiten estar al tanto de todo lo que acontece y poder apoyar en situaciones tan trágicas como estas.

Es también prudente recordar que si bien el beneficio de las redes sociales es mayor, la información basura y sin escrúpulos que a veces se transmite también es mayor.

Hermanados 

Después de la tragedia no nos queda más que abrazar a nuestros hermanos chilenos y decirles que acá estamos, que lamentamos todos sus muertos, que nos duele como quedó uno de los países más hermosos de América Latina, y que sin duda nos dejan el ejemplo de lo que es ser un Pueblo Fuerte.

Para todos ustedes dejo una canción de Fito Páez con la grande Mercedes Sosa y Victor Heredia…

Terremoto en Chile…

terremotofotosfuertes

Fuente: Yfrog

 

 

 

 

 

Para información y orientación… En twitter está los perfiles de

http://twitter.com/CruzRojainforma

http://twitter.com/ayudachile

http://twitter.com/TVN24H

En internet pueden visitar…

Web con fotos e información:

http://terremotochile.com 

Embajada en Venezuela

http://www.embachileve.org/ 

Comité Internacional de la Cruz Roja

http://www.icrc.org/spa

jueves, 25 de febrero de 2010

Cuando la Orca conoció al Hombre Asesino…

Orca

Imagen tomada de: http://nadaquehaceralgoquecontar.blogspot.com/2007/09/el-da-que-conoc-una-asesina.html

 

Seguramente después de leer las últimas noticias sobre el ataque de una Ballena Orca macho en Sea World que le causó la muerte a su entrenadora, mi título no le podrá parecer otra cosa que chocante… y justamente esa es la intención…

Sacando del fondo…

El título de mi post justamente va en búsqueda de aclarar el primer punto en este tema… ¿quién puede llamar asesino a quién?… He visto a importantes periodistas y cadenas de noticias utilizar a diestra y siniestra el Adjetivo de ASESINA. Y mi pregunta es ¿cuántas especies del reino animal no podrían decirnos Hombres Asesinos?. Somos carnívoros, los matamos por placer, los hacemos sufrir, los engordamos hasta reventarles, le sacamos la piel, los torturamos en jaulas y en casas… ¿alguna duda?.

Eso va para mis amigos de pluma ligera que no piensan 2 segundos para colocarle un bonito adjetivo a todo.

Pensemos en estos animales, pongámonos en su lugar, hablamos de un macho adulto entrando en su etapa de vejez que ha pasado toda su vida encerrado, que sufre de depresiones continuas, tiene mal carácter y está separado de su familia… No, no se ha perdido, no estoy hablando de un abuelo humano, estoy hablando de una Orca, la diferencia son apenas las 5 mil toneladas de peso. Pero la realidad emotiva y psicológica es la misma.

El animal ha expresado su clara necesidad de libertad en diferentes oportunidades, pero el show, el negocio y las ansias humanas de verlo nadar es más fuerte que cualquier cosa. No importa su libertad, lo que importa es nuestro disfrute… Piense en esa frase, piense en todas las situaciones de la vida en que somos víctimas de esta misma frase o que cometemos tal acto con otros…

Podría pasar meses de post tratando de compartir con ustedes las últimas investigaciones de varios amigos ecólogos, biólogos marinos, y científicos sobre el comportamiento social y psicológico de las especies marinas. Y no es mi intención.

Quiero hacerles ver que lo que sucedió en Sea World es un terrible accidente entre una entrenadora que amaba a su ballena y una ballena que amaba a su entrenadora. Ambas saben cuanto arriesgaban en su relación, lo único es que una no midió la diferencia de peso y capacidad de nadar bajo el agua.

Reconociendo el trabajo del entrenador…

Lo que llevó a Dawn Brancheau a ser entrenadora de Orcas fue su pasión por estos animales, seguramente una conexión entre su espíritu libre, rebelde, aventurero. Lamentablemente como otros tantos humanos dedicados a acercarse a las especies salvajes, pagó su cercanía con su propia vida. Porque así es el reino animal, sobrevive el más fuerte.

El morbo escondido… 

¿Quién no está esperando ver el video de cuando Tillikum atacó a su entrenadora?… Obviamente ese morbo ajeno a nuestra naturaleza, que obtenemos del medio, es justamente lo que nos lleva a este tipo de episodios trágicos…

Porque “que belleza de animal” es la Orca cuando baila a merced del poder y del control humano. Porque nos creemos Dioses controlando las acciones de un animal tan grande y poderoso. Pero “que horrorosa, cruel y miserable es la Orca Asesina” cuando demuestra su naturaleza y es capaz de aplastar al hombre con una aleta.

No creo que ni su entrenadora Dawn Brancheau, que en paz descanse, ni ninguna de otras personas que han perdido la vida de esta forma estuvieran de acuerdo en acusar de “asesinas” a unos animales que simplemente demuestran su naturaleza de igual a igual con el Hombre.

La verdad en la superficie… 

Es impresionante como nos cuesta conectar con nuestra verdadera razón de ser como Humanos, nos metimos en la cabeza el cuentico ese de que somos los dueños del Mundo, y no hay nada más absurdo que eso.

Interpretamos mal a Dios, creemos que tenemos el control de todo y no es así. Dios nos puso en la tierra para aprovechar y convivir con los otros seres, no para dominarlos y esclavizarlos. ¿pero qué puedo pedir para los animales?, si aún hoy nos esclavizamos nosotros mismos…

Las Orcas como Tilly son animales hermosos, imponentes seres con sentimientos, fuerza, parte de los océanos con sus espíritus ancestralmente conectados a la Tierra.

Nosotros hemos cambiado la señal de conexión con el Planeta, culpamos al clima de las desgracias, a las "Malditas Orcas Asesinas” por este tipo de muertes, a “Los terribles huracanes”, y no nos damos cuenta que somos nosotros los que estamos desencajados del ritmo de la Naturaleza.

Cuando me preguntan sobre la profecía del año 2012 y los Aztecas, Mayas y Cretenses, yo siempre digo lo mismo, para mi será simplemente el año de reconexión entre la Naturaleza y los Seres Humanos.

No podemos seguir viviendo así, estamos acabando con el reloj biológico de la Tierra. Espiritual, física y moralmente tenemos una deuda de siglos con las otras especies, en nuestro afán de ser los “amos del Universo” y montarnos sobre las Ballenas, bailar sobre los toros, dormir a las culebras, y aterrorizar a las hormigas con las

lupas.

¿se imaginan ustedes que nos hicieran un juicio con testigos, sobre los crímenes cometidos contra las otras especies?…

Yo me declararía inmediatamente culpable…

Por último no puedo dejar de recomendarles que visiten este blog, dónde tienen una cámara 24 horas directa con Sea World y se pueden ver a las Orcas nadando en su prisión artificial de agua, junto a otras especies…

http://nadaquehaceralgoquecontar.blogspot.com/2007/09/el-da-que-conoc-una-asesina.html

 

lunes, 25 de enero de 2010

Peirce, Descartes y la sociedad venezolana


Me he tomado un tiempo para escribir, quise esperar a que llegara el 2010, además de estar muy motivado a resolver situaciones personales, quería ver como comenzaba esta nueva década del siglo XXI.
Y ustedes se preguntarán, ¿qué haces citando en tu título a dos filósofos, uno del siglo XVII y el otro del siglo XIX?...
No, no es que me quede estancado en el pasado, todo lo contrario, hoy más que nunca las visiones establecidas por estos dos señores, entre otros tantos, nos ayudan a entender el proceso del conocimiento y los significados para las sociedades.

Removiendo los huesos de René
Antes de hablar de René Descartes, es importante reseñar que la vida de ambos filósofos realmente fue traumática, uno perdió a su madre a temprana edad y el otro sufrió de un fuerte trastorno mental, se cree que se trataba de maniaco depresión.
Sobre Descartes se puede hablar mucho, tiene una prolífica obra, recomiendo que todo aquél interesado en entender algo sobre el método científico, y la epistemología lea “Discurso del Método” de Descartes.
Para resumir muy superficialmente la idea amparada por Descartes, él resumió a la experiencia científica en la búsqueda de la verdad a través de uno mismo. Famosa la frase de “Cogito Ergo Sum” ó “Pienso y luego existo”.
Lo que nos interesa en este artículo, que es el proceso de significación y formación del conocimiento, establece en la filosofía Cartesiana una relación dual o de díada, en la que existe un Objeto estudiado y un pensamiento personal sobre el Objeto.
Así, el hombre sabe que “Silla” es un objeto para sentarse, porque piensa en eso y luego ve “la silla”. Hay una clara necesidad del uso de los sentidos, uso reforzado en la teoría expuesta por Saussure.
Resumiendo a estos bonachones, existe una relación directa, empírica, y dependiente entre los objetos, sucesos y hechos y el pensamiento personal estructurado sobre ellos. De allí nace el conocimiento “real y verdadero” del Universo.


Rescatando a Peirce…
El incomprendido y muy mal citado Charles Sanders Peirce es tal vez uno de los filósofos más importantes del siglo XIX, pues gracias a él la Ciencia y la Sociedad se vuelven a dar la mano.
Peirce encontró un fuerte divorcio entre el hecho de hacer ciencia como la eterna búsqueda de la verdad para el beneficio humano y lo que se estaba haciendo en los laboratorios e investigaciones.
Sus trabajos han influenciado a grandes pensadores, Peirce renueva la fe en que la Ciencia puede estar casada con la Intuición, con la creatividad y con el caos…
Para Peirce la formación de los conceptos y el conocimiento está establecido en una relación triádica, y no necesariamente directa. Él parte de establecer que las personas realizan conjeturas sin necesidad de establecer relaciones directas con los objetos.
De allí se entiende que el Objeto tiene una valoración propia, signada. Pero el Signo del mismo tiene valor a parte y la interpretación que se haga del signo tiene otro valor para el interpretante. Las relaciones que se generen entre el signo “representativo” o “representamen”, el objeto y el interpretante generará correlaciones infinitas de conocimiento. Este principio se denominó “Semiosis Ilimitada”.
Peirce defiende la característica hipotética abductiva, al señalar que el proceso de significación no es más que un procedimiento inferido, a tientas, el hombre va intentando descubrir cosas y va dándole significación no necesariamente registrándolas en sus sentidos.
Este pensamiento es fundamental para el desarrollo de las matemáticas, estudios espaciales e inferenciales.
Charles era sobre todo un Científico Social, es decir, casaba su labor científica con el uso que le pudiera dar la sociedad a la misma, por eso desestimaba a los “científicos de sillón”, esos que producían “verdades” para si mismos, valiéndose de la interpretación personalista del pensamiento Cartesiano.

¿Y esto qué tiene que ver con Venezuela?
Es sencillo, la ciencia busca la verdad de las cosas, y en Venezuela todos los que hacen ciencia, incluidas las ciencias sociales estamos más cerca del pensamiento Cartesiano del Siglo XVII, que del pensamiento de Peirce.
Cientos de miles de mentes venezolanas brillantes se queman y funden detrás de escritorios trabajando para otros, o para si mismos en un afán de engordar sus egos y conocimientos, olvidando realmente el valor de la ciencia.
Esto no es sólo para los científicos de laboratorio, es con todo aquél que considere su trabajo una ciencia. Incluidos los científicos de la Información y la Comunicación.
Cuándo tratemos de analizar que está pasando actualmente con la sociedad venezolana, no olvidemos que de por si, nuestro trabajo científico es una fiel demostración de lo que está sucediendo…