martes, 31 de agosto de 2010

Un pensamiento de Paz…

germinadorInteresante germinador biodegradable publicado en http://www.greenmob.com.mx/ 

 

En el Colegio siempre fui un verdadero desastre para crear germinadores, todos siempre se me morían. Mi abuela era una maestra para hacerles crecer. Cuándo le pregunté su secreto, me dijo “hay que hablarles, a las plantas hay que hablarles”.

La Semilla 

Mi abuela sostiene que las plantas sienten las vibraciones de la voz, y si se les habla bonito, retoñan enormes… De verdad no sé si esto puede ser científico, pero nunca vi morir una planta en casa de mi abuela.

Leyendo algunas cosas se me ocurrió que la mente es como ese germinador, lleno de semillitas buenas y malas dispuestas a crecer.

Dependiendo de cómo le hablemos, unas crecerán y otras morirán.

Regando

Si la mente es un germinador repleto de semillas, sin duda nuestros pensamientos alimentan esas semillas, si pensamos positivo estaremos regando las buenas ideas que crecerán enormes y sanas.

Si cargamos de malos pensamientos el germinador difícilmente algo bueno florecerá.

Es muy difícil dejar de regar con negatividad la mala yerba que crece en nuestra mente, pero podríamos comenzar regando una vez al día las buenas semillas que también están plantadas. Así dejamos sin agua a las malas y damos alimento a las que valen.

Alimento 

Se me ocurre que hagamos un ejercicio diario, para ello les dejo 7 frases que servirán de abono para esas semillas buenas… Podremos repetir una cada día de la semana, a ver si de alguna forma se nos dan los germinadores que tanto deseamos…

botoncito Tengo todo lo que necesito para vivir y conseguir lo que sueño

botoncito Confío en mi, y mis capacidades para resolver los problemas

botoncito

Me esmero en dar un buen trato a los demás

botoncito

Agradezco tener cerca seres que me aprecian y valoran

botoncito Mi corazón está lleno de alegría y amor 

botoncito Estoy en Paz conmigo y con el Mundo

botoncito Tengo mil razones para sonreír el día de hoy 

 

Riegue su matero todos los días con pensamientos positivos y muy pronto tendrá un germinador lleno de Paz para dar, transmitir y compartir.

Recuerde, basta que un pensamiento positivo crezca para que otro negativo muera sin alimento, poco a poco irá sustituyendo en su germinador personal toda esa negatividad que lo agobia y enferma.

2 comentarios:

Inma dijo...

Hola Shau!! Hace mucho que no comento tu blog. Aprobecho para darte las FELICIDADEEEEES !!!!



Como siempre, una bonita reflexión, somos semillas, tal cual como tu dices, a medida de lo posible vamos germinando, vamos haciendo un ciclo de vida dividido por etapas que solo las logramos con nuestros valores, sentimientos, pensamientos y actitudes.


Hay momentos en lavida en que una sola decisión, un sólo instante, cambia irremediablemente el curso de las cosas...
Cuando decides disparar a alguien... Cuando decides quererlo o no quererlo...
Cuando decides tirar para adelante...
Cuando decides mentir, traicionar, ocultar, o cruzar la linea... Esa décima de segundo podrá hacer girar todo el lado oscuro o inundarlo de luz, Podrá hacer de ti un héroe o un criminal... PodrÁ llevarte al cielo o al infierno, pero siempre será un lugar desde el cual no podrás volver atrás.

No es malo tener miedo, lo malo es dejar que el miedo domine tu vida porque entonces no tendrás vida, sólo miedo.

Es bonito pensar en positivo y hacer IMPOSIBLE lo negativo, soñar... aunque los sueños se rompen en pedazos cuando se topan con la realidad, porque la realidad, a menudo es radicalmente distinta a como uno cree que es.

Las personas no siempre son lo que aparentan ser, ni las relaciones, ni mucho menos los sueños. Y esa realidad es la que se encarga de poner a cadauno en su sitio, lo que uno cree que es negro, puede ser blanco, y lo que uno cree que es blanco, probablemente sea de todos los colores del arcoiris. Uno sabe como empiezan las cosas, pero nunca sabe como van a terminar, por eso es mejor pensar en positivo, en que todo va ha llegar, todo tiene un resquicio a la esperanza.


Por eso no me gusta hablar de cosas imposibles, sino de cosas improbables.

Porque lo improbable es por definición probable, lo que es casi seguro que no pase es que puede pasar.

Puestos a escoger, ami me gusta más la IMPROBABILIDAD que la IMPOSIBILIDAD, ¿Y A TI?

Shauki Gabriel Expósito dijo...

Yo creo en la improbabilidad... amante al 100% de la estadística... Nada es imposible.