domingo, 31 de mayo de 2009

Dos malos amores: El no correspondido y el prohibido

Imagen tomada de: http://www.geo.uu.nl

Si no fuera suficiente con las experiencias vividas, cual novela de la recientemente fallecida Corín Tellado, es difícil comprender que el destino lo lleve a uno a vivir algo tan duro como el encuentro de dos fuertes ríos, uno profundo, el del amor no correspondido, y otro caudaloso, el del amor prohibido.

El río más hondo.
Es suerte de aquél que es enamoradizo, decía mi abuela sin darle importancia, porque parece que es común que en el Mundo exista gente que ama con fuerza cada molécula de todo aquello que esta vivo… Desde su perro, hasta su sombrero más bonito, pasando por las hormigas y las abejas.
Yo particularmente tengo la facilidad de amar la magia que encierran las mujeres, absolutamente todas me parecen hermosas, sin distinción de ningún tipo. Sólo un par de detalles debe tener la mujer para ser maravillosa, considerarse realmente mujer y ser interesante.
Yo tengo una especie de suerte o cábala que invita a que se me acerquen mujeres sumamente interesantes, pero a la par, sumamente difíciles o imposibles de corresponderme…
Es un estado constante, no esquivo una, si fuera un apostador en un juego de azar sería el más rico de todos, porque siempre tengo la puntería de apostarle a ganadora para que muy gentilmente, o de forma ruda, se me de a entender que soy excelente, maravilloso… Pero… siempre el maldito pero… no es correspondido lo que siento.
Eso, más la extraña configuración mental femenina que hace que todas esas mujeres interesantes me consideren su amigo, su mejor amigo, hacen revolotear mi corazón con frases como las que dice Delgadillo, “No me pidas ser tu amigo…”
Y robándole otra frase a Fito, todo lo que pude sentir, todo está sellado en mi alma…


El más caudaloso
Es extraño, es ese amor que te invita a lanzarte como un caudal de agua sobre los labios de la persona que amas, pero mientras tu mente vuela a sitios impresionantes, aún estando ella presente o ausente, tu cuerpo se paraliza, se detiene como el tiempo, como una eterna noche.
Y ante tus ojos llega otro que la ama, la toma, la besa, y obtiene de ella todo su amor, mientras tu debes quedar en silencio, en el olvido, con tu imaginación y tus “ojala” como un cuento que algún día alguien dirá sonriendo.
En el mejor de los casos, quedando como un bonito tilo para el ego de la persona que jamás responderá a tus deseos.
Y te ríes, con esa risa de lo imposible cada vez que la piensas, entendiendo que jamás volverá a tu lado, tiene prohibido corresponderte.


Llegando al Delta
Mi esperanza radica en que ni el más caudaloso, ni el más profundo río pueden sobreponerse al mar de la vida, y su destino es un hermoso delta… Donde las aguas toman otro rumbo.


3 comentarios:

Inma dijo...

Hola amigo, como siempre, aqui ando dejandote una huellecita ^^

He leido tu comentario, y el título me ha llamado la atención, porque en algún momento todos hemos sentido ser no correspondidos o prohibidos en el amor, pero todo llega a su debido tiempo, y "creo" que el secreto de la vida es aceptarla tal cual es, porque cada uno tiene la edad de su corazón y es preferible esperar mucho tiempo para unirse que hacer una mala unión, porque amarse así mismo es el comienzo de una ventura que dura toda la vida, tal vez porque la valentía de poder ser correspondidos nunca pasa de moda.

Pienso que pueda ser así que la vida nos presenta a miles de personas y que cada una de ellas viene a cumplir un papel en ella.

El éxito de la vida, no depende del azar.
Porque tu pasado ha huido, lo que tu esperas está ausente y quizás lejos pero el presente es tuyo y no debes dejar nada para una ocasión "especial", porque cada día es una ocasión especial, y si quieres entender el valor de un año, pregúntale a un estudiante que repitió curso,
para que entiendas el valor de un mes, pregúntale a una mamá que tuvo a su hijo prematuro,
para entender el valor de una hora, pregúntale a dos amantes que esperan para encontrarse,
para saber el valor de un minuto, preguntale al viajero que perdió el tren,
y para saber el valor de un segundo, pregúntale a una persona que tuvo un accidente.

Shauki atesora cada momento que vivas para compartirlo con alquien especial y no esperes al tiempo, porque el no te espera ati.

Un beso y un abrazote retegrande, que aquí, siempre tendrás a una amiguita ^^

Uufff tu blog me hace inspirarme y desaogarme soltando esa pedazo charla. Hay pa que te acuerdes de mi! jaja TQQQ MUAK

Shauki Gabriel Expósito dijo...

Cómo siempre demostrando que la edad no tiene nada que ver con la madurez. Y que eres capaz de hacer una reflexión tan hermosa y profunda, ojalá todos los jóvenes de tu edad tuvieran esa capacidad de sentir y amar a los demás.

Un gran beso, te admiro, y siempre agradecido de tu amistad a distancia.

Inma dijo...

Siempre que me he dirigido hacia ti con un problema, no he ido con la intencion de que me lo resolvieses, sino con la intención de que me escuchases con comprensión y compasión porque una persona que sabe escuchar como lo haces tu, es un buen amigo.Y para mi lo eres ^^ No puedo regalarte mucho porque estamos muy lejos, pero si te regalo esta canción. Gracias por todo (y no me digas cansosa jaja)

http://www.youtube.com/watch?v=9jhk-Y0SW7c